Yoga para la ansiedad

Yoga para la ansiedad

En el siguiente artículo encontrarás los beneficios que puede entregarte la práctica cotidiana del Yoga y la relación que existe entre éste y los trastornos psicológicos, como la ansiedad.

Si efectivamente eres ansioso/a, haz clic aquí para llegar a las conclusiones del artículo directamente.


Ansiedad: de aliada a enemiga

La Sociedad Española de Medicina Interna (https://www.fesemi.org/) describe la ansiedad de la siguiente forma:

La ansiedad es un mecanismo adaptativo natural que nos permite ponernos alerta ante sucesos comprometidos.

FASEMI

Llevando esta descripción a la práctica, podemos decir que la ansiedad (en dosis adecuadas) nos ayuda a enfrentarnos a las actividades diarias de la mejor forma: estudiar más a medida que se acerca el examen, mantenerse concentrada mientras se escala una

Sin embargo, el problema comienza cuando la ansiedad se convierte en justamente lo contrario: un estado continuo de alerta que se produce en desmedida o incluso en ausencia de cualquier situación “de peligro” (FASEMI).

En estos casos, donde la ansiedad permanece continuamente o se produce en desmedida e impide que realices con normalidad tus actividades diarias o incluso te obliga a evadir aquellas que te producen estrés, estamos hablando de trastornos por ansiedad.

-Si quieres conocer más sobre los trastornos de ansiedad te recomendamos leer este texto del Consejo General de Psicología de España

Los trastornos por ansiedad pueden generar graves consecuencias como ataques de pánico, depresión, descenso en el desempeño laboral o deportivo en el caso de deportistas profesionales, o desembocar en situaciones de abuso de alcohol o drogas, entre otros.

No obstante, dependiendo del nivel de ansiedad y el tipo de trastorno, la psicoterapia de la mano de un/a buen/a profesional es la forma más eficaz para reducir los síntomas al máximo y retomar la vida normal después de algunos meses.

Pero no solamente la terapia psicológica será clave. Incorporar otras actividades a la vida diaria como la práctica del Yoga te permitirá no solamente prevenir trastornos de ansiedad sino también tratarlos de forma eficaz.

El yoga como tratamiento para la ansiedad

No es una sorpresa afirmar el Yoga tiene multitud de beneficios para la salud, tanto físicos como mentales. Y es que esta disciplina ancestral, nacida en la India, sostiene la necesidad de conseguir y mantener la armonía mediante el cuidado de la salud física, mental y espiritual.

Esto sin duda lo diferencia sustancialmente de la práctica de actividades como el fitness o el running, pues el yoga no es un deporte, sino un sistema filosófico que sigue un método integral.

El Yoga no tiene objetivos competitivos, se considera un aprendizaje continuo e inacabable, exige que la mente se conecte a la práctica junto con el cuerpo, y a ello se debe unir un control de la respiración, promueve el desarrollo de la conciencia y hace incidencia en el momento presente…

Por esta y otras muchas razones, la práctica del yoga supone una buena medicina (y en muchos casos la sanación) para trastornos psicológicos como la ansiedad.

-Revisa aquí textos clásicos de Yoga si quieres saber más

¿Cómo trabaja el Yoga contra la ansiedad?

Los trastornos por ansiedad se ven reflejados en variables psicológicas (miedos, pensamientos recurrentes, nerviosismo, exceso de preocupación por el futuro…) y fisiológicas (hiperventilación, problemas digestivos, sudores fríos, insomnio).

Y el Yoga, al trabajar de forma conjunta el control de la respiración (Pranayama), las posturas físicas (Asanas), y la relajación (Samyama), produce efectos biológicos que disminuyen significativamente las variables psicológicas y fisiológicas anteriormente mencionadas. Por esta razón podemos considerar el Yoga como un tratamiento completo para la ansiedad.

Pero no lo decimos solo nosotros: numerosos estudios científicos han demostrado sus efectos en pacientes de todo el mundo, llegando incluso a considerarlo en algunos casos más efectivo que el tratamiento farmacológico:

(…) Cuando se compararon el yoga y la relajación, se observó que ambas técnicas producían reducciones en la ansiedad, pero sólo el yoga mejoraba significativamente distintos ámbitos del estado de salud, tales como la salud mental y la función emocional. El yoga fue aún más eficaz que el tratamiento farmacológico con antidepresivos y ansiolíticos.

Mente Alerta, Mente Tranquila: ¿Constituye el yoga una intervención terapéutica consistente para los trastornos de ansiedad?- Revista Argentina de Clínica Psicológica

¿Ya te convenciste?

El Yoga es una de las mejores terapias que puedes llevar a cabo para reducir o eliminar tu ansiedad. Eso sí, debes cumplir ciertos requisitos para que esto ocurra:

  • Practícalo regularmente (ojalá una misma variante y con el mismo profesor/a)
  • No te exijas sobremanera, ve a tu ritmo y permite a tu cuerpo que se adapte y mejore según su necesidad
  • Si es necesario, lleva de manera conjunta a tu práctica de yoga una terapia con un/a especialista
  • Asegúrate de que estás en buenas manos, busca profesores certificados y que apliquen todas las técnicas del yoga
  • Intenta llevar una dieta sana
  • Haz una práctica consciente de esta disciplina, mírate y escúchate, revisa qué aspectos van cambiando en ti a medida que avanzas en tus clases

¡Mucho éxito!

Bibliografía:

Ferreira-Vorkapic, C.; Rangé, B. (2010) Mente Alerta, Mente Tranquila: ¿Constituye el yoga una intervención terapeútica consistente para los trastornos de ansiedad? Link al pdf

Leflay C. (2006) Experiencia de la práctica del Kundalini Yoga para el bienestar multidimensional Link al pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *